Opinion de el Historiador en Gastronomía Edmundo Escamilla que en esta ocasión visita el cafe “El Gran Premio”