Si, la verdad es que no está mal el ritmo del reguetón, el danzón, el tango, la lambada, la banda o cualquier otro ritmo, lo que está mal son las letras y vídeos musicales que inducen al maltrato, a la violencia de género y a la “cosificación” del ser humano. Estas actitudes no aportan nada a la Cultura Cívica.

Nunca falta el momento en que, viendo la televisión o el “streaming” promocionan o comienza la barra musical de ese tipo de videos musicales y me preguntó ¿Por qué las modelos y cantantes que aparecen en este tipo de vídeos permiten ese trato?

Después de ver el acoso que sufrió Ariana Grande durante el funeral de Aretha Franklin por parte del Obispo Charles H. Ellis III, hay personas y personajes, de todo tipo de género, que dijeron algo así como:

—Aunque se veía incomoda, ella no se movió—
Respuesta: Hay videos del acoso donde se ve que ella intenta bajar en dos ocasiones para separarse pero el Obispo no la suelta.

—La de la culpa es ella por vestir un vestido tan provocador—
Respuesta: Aparte de ser un funeral, es un show más, ¿Ella se vistió así o la vistieron por contrato?

—¡Que escándalo, descaro y desenfreno en un funeral!—
Respuesta: La canción que cantó no fue para provocar sexualmente ni para escandalizar a la audiencia, para eso asistió, para cantar.

—¿Cómo podíamos esperar que, con ese tipo de provocaciones se contuviera el Obispo?—
Respuesta: Por ser un Obispo debe vigilar, respetar y proteger los sacramentos que ha recibido de la religión que profesa.

—¿Por que se siente acosada si en sus canciones sale con menos ropa?—

Quizá tengan que ser ellas, las cantantes, actrices y modelos, ellas, las que han tenido que participar en ese tipo de videos musicales de poco contenido social y de Cultura Cívica por X o Y causa, quizá ellas sean las que deban poner un alto a este tipo de trato hacia las mujeres.

Porque no todas las mujeres visten o son o deben de ser como las que salen en esos vídeos musicales. Pero eso, eso a ciertos hombres les vale y creen que pueden satisfacerse con alguna mujer y, si ellas no son complacientes, “perrean” o los tratan como en esos vídeos, puede que pasen a la violencia o al crimen.

En parte, algunos de los crímenes de odio han sido a causa de la “cosificación” del ser humano, no nos deshumanicemos por letras y vídeos musicales que no aportan nada.