De acuerdo a información que me fue proporcionada por cercanos a la campaña de José Antonio Meade, se contempla sustituir una derrota presidencial en Veracruz por victorias en otros estados de la República. El factor “Javier Duarte” sigue pesando, aunado a la todavía débil imagen del candidato tricolor al gobierno, Pepe Yunes Zorrilla.

Aún recuerdan los cercanos a Enrique Peña Nieto que en Veracruz, a pesar de lo mucho que invirtieron, la entonces candidata panista a la Presidencia, Josefina Vázquez Mota, ganó el estado en la recta final por un puñado de votos en la zona de Córdoba-Orizaba. Nadie daba crédito.

Javier Duarte gobernaba el estado, no había perdido, literal, ninguna elección; el congreso local era suyo y gozaba de amplia mayoría en las diputaciones federales. Era la época donde el oriundo de Córdoba más dominio tenía, y su compromiso era, por supuesto, ganar Veracruz para su amigo, Enrique Peña.

Pero no fue así, en un final de película, Vázquez Mota ganó para el PAN uno de los bastiones priístas por excelencia, aunque a la postre, Enrique Peña Nieto, con sendas victorias en otros estados del país, logró agenciarse la victoria y consumar así, la alternancia en el poder de Los Pinos.

Quizá pocos recuerdan que fue Javier Duarte el primer Ejecutivo estatal en apoyar públicamente la candidatura de Peña Nieto. De alguna manera lo destapó. Resultaba una paradoja que siendo Veracruz eminentemente priísta, y ante la habitual actitud triunfalista del entonces Gobernador, Josefina Vázquez ganara en tierras “jarochas”.

En fin, a pesar de perder Veracruz por algunos votos, lo cual algunos califican como la primera victoria de los Yunes azules, Peña Nieto ganó otros estados de manera contundente, y pudo brincar el escollo de caer en el entonces tercer estado con mayor padrón electoral del país. Muchos priístas se “aventaron la pelota”, pero la victoria de Josefina se consumó y aún duele para los tricolores de buena memoria, especialmente a los del CEN.

Si hace 6 años ocurrió, hoy, las posibilidades para el PRI de perder Veracruz, tanto en la Presidencial como la Gubernamental, son mayores, dado las circunstancias políticas del tricolor en el estado y a nivel nacional. A ello, agreguemos un elemento que hace tiempo no existía en la tierra de Javier Duarte, pero en la actualidad sí: el crecimiento de AMLO.

Por ello, en el CEN del PRI y en Los Pinos ya tienen observado qué estados intentar ganar para suplir un resultado adverso en Veracruz, pues a reserva que ocurra algo extraordinario, y sin iniciar campañas aún, todo indica que el tricolor arranca con Pepe Yunes y José Meade en tercer lugar, en uno de los estados con más votantes de México. Veremos qué pasa, pues en materia electoral todo puede ocurrir.

alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx


Comentarios