Un claro mensaje para los “servidores públicos” de la Delegación Tlalpan.