Osea, ¡¿que les pasa?!  Ahora resulta que existen ladrones de cabello, ¿como ven? parece mentira pero no es así. Les cuento lo que pasó, el pasado martes, Cuatro hombres armados ingresaron a una telesecundaria en Acapulco, Guerrero y, luego de robar 4 teléfonos celulares, sometieron y les cortaron el cabello a veinte estudiantes y dos profesoras.

Roberto Álvarez, vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, que se recibió una llamada al número de emergencias 911, para alertar a las autoridades por la irrupción de estos hombres a la  telesecundaria por lo que policías del estado acudieron al plantel, donde corroboraron los hechos. De acuerdo con Álvarez, “es un acto que calificamos de reprobable e indigno, estas personas arrebataron cuatro celulares y cortaron violentamente el cabello a 20 alumnos”.

Pero ahí no acaba la cosa, resulta que investigando más a fondo para esta nota descubrí que no es un caso único, ya que casos similares han pasado en otras partes del país e incluso del mundo. En Guadalajara, Jalisco, se reportaron algunos casos en 2014, En India se registró una ola el año pasado. Por lo menos 50 incidentes en la región de Cachemira. También ha habido casos como este en Argentina, Estados Unidos, Venezuela, Colombia, Uruguay, Brasil, Cuba y Sudáfrica.

Todos tienen una constante, los responsables les cortan el pelo a las mujeres y luego lo venden en el mercado negro. El objetivo: hacer pelucas y extensiones que llegan a costar miles de pesos. En 2008, un documental de la cadena británica BBC siguió la ruta del robo de pelo desde su origen, en naciones como India o Rusia, hasta su destino en salones de belleza de la Unión Europea y Estados Unidos. De no creerse, pero así las cosas.


Comentarios