Esta semana nos llenamos de estupor al saber que una familia en la carretera México Puebla se había detenido a “hacer del cuerpo” y fueron emboscados por un comando. Éstos hombres mataron sin más ni más a un niño de dos años, violaron a la madre y a la hija de 14 años, todo ante la mirada desolada del padre. Como el escándalo se hizo grande en las redes (para variar ya sabemos que si no la hacemos de jamón, pareciera que la justicia no mueve un dedo), se pusieron a  investigar (porque parece ser que también pueden hacerlo), y descubrieron que en las cámaras de las casetas inmediatas no aparecía ningún auto con la descripción que daban las víctimas. Al revisar metro por metro la autopista, la policía descubrió que había una entrada pirata por ahí del kilómetro 90 y que por ahí entraban y  salían decenas de autos, que en primer lugar no estaban “cayéndole con su muerto” pagando peaje. Sin embargo contribuyan con sus muertitos ya que de ahí emergían decenas de asaltantes de transportistas, autos particulares y sobre tod, se descubrió que era un pueblo eminentemente huachicolero. Se oye cagado. Imagínense al llenar algún formato: profesión-“huachicolero”. Como de nueva cuenta les “cargamos carrilla” a las autoridades no tardaron ni dos días el mandar para allá al ejército; quien en una primera incursión al pueblo fueron recibidos a balazos y ellos ni responder pudieron porque los malandros estaban protegiéndose con mujeres y niños. Menudos valientes están hechos. Después de dos bajas, los soldados se regresaron a su base para reagruparse. Se lanzaron al poblado unas horas después y en esta ocasión los criminales no tenían con quien escudarse. Seguramente las señoras estaban en el mercado y los niños en la escuela. Así que se agarraron a balazos limpio y después de varias horas de reyerta, y cuando ya habían juntado 10 muertitos, detuvieron 14 personas que esperemos sean los hijos de su mal dormir y no algún “chivo expiatorio” pa “taparle el ojo al macho”. A ver si ora si Capufe obliga a quienes atienden ese tramo carretero, que bastante caro cuesta circular, a poner un muro. Y es de “one and only muro” que aceptamos, para que no se cuelen por ahí estos forajidos de la ley. A todo ésto: HUACHICOLERO es aquel que ordeña los ductos de Pemex, para revenderlo y sacar pingües ganancias.

ͫ2


Comentarios