Un hombre de 84 años de la comunidad de  Coleraine (Irlanda del Norte) llegó al hospital quejándose de lo que en un principio creían los doctores eran achaques de su edad. El lado izquierdo de su cuerpo se estaba debilitando y lo sentía entumecido. Le realizaron los estudios de rutina y no encontraban nada fuera de lo normal, hasta que le realizaron una tomografía y ¡¡Sorpresa!!! el lugar donde debería estar su lóbulo frontal derecho estaba ¡VACÍO !

El hombre negó haber tenido alguna cirugía cerebral o tener algún defecto de nacimiento, lo cual explicaría el agujero de casi 9 cm en su cerebro. Tras hacerle unos cuantos estudios más, los doctores concluyeron que se trataba de un caso de Neumocefalia que es literalmente aire en el cerebro. Esta condición se presenta en casos de cirugía al cerebro, infecciones o heridas faciales pero con burbujas mas pequeñas.

Los doctores le dieron dos opciones una peligrosa operación para aliviar la presión y evitar más molestias o recibir medicación para evitar otro accidente cerebral. Por su edad avanzada el paciente opto por los medicamentos. Sus médicos reportaron que ha mejorado y poco a poco ha recuperado la fuerza de su lado izquierdo.