El día de ayer por la tarde se desató el pánico en la plaza comercial Reforma 222, lo que en un principio se pensó que era un asalto resultó ser algo más funesto.

Un hombre de 35 años de edad burló los filtros de seguridad de la plaza e ingresó con un arma de fuego hasta el segundo piso, hasta una tienda y disparó en tres ocasiones en contra de una de las empleadas dos tiros dieron en el pecho y uno en el abdomen. Después dejó un mensaje en el mostrador y, acto seguido, se disparó en el rostro intentando quitarse la vida. Selene N y Alejandro N eran pareja sentimental y pocos días antes la víctima había pedido el divorcio al agresor.

La mujer incluso, ya había anunciado a sus padres que su ex pareja sentimental estaba en contra de la separación y que la había amenazado, por lo que vivía con sus padres, en el trabajo comentó a sus compañeros que se sentía segura pues la extrema vigilancia de la plaza, las cámaras de seguridad y la zona donde estaba ubicada, impedirían que Alejandro N, llegara a hacer un escándalo; lamentablemente para ella no fue así.

La mujer fue llevada a una clínica de la colonia Roma donde más tarde perdió la vida mientras que el agresor fue llevado bajo custodia policiaca al hospital Rubén Leñero, donde se reporta grave y esperan su evolución.