Que siempre no eran rusos

Otra nota que surgió en la semana es de un güey al que los investigadores señalan directamente como el creador del desmadre ese de que Andrés Manuelovich tenía muchos bots allá en Rusia.Habría que leer parte de un reportaje publicado en 2013 por la revista Proceso y Contralínea,sólo entonces entenderemos quién es este oscuro personaje : “… en 2012, un joven que se decía estudiante de la Universidad Iberoamericana, epicentro de las protestas contra Enrique Peña Nieto que dieron origen al movimiento #YoSoy132, difundió un video para acusar a algunos líderes estudiantiles de estar “cooptados por Andrés Manuel López Obrador”.Ese joven “decepcionado” con el movimiento de estudiantes era Manuel Cossío Ramos. Ahora se sabe que es director de Información de Fuentes Abiertas –dedicada a infiltrar movimientos sociales para dividir y espiar a sus dirigentes– del Centro de Información y Seguridad Nacional (Cisen). Su sueldo es de 171 mil 901.34 pesos, según los documentos a los que tuvo acceso la revista Contralínea. Su jefe inmediato es Gerardo García Benavente, coordinador general de Inteligencia, que le reporta a Eugenio Imaz Gispert, director general del Cisen”.  Resulta que este wey soltó el rumos en redes y algunos medios “cayeron resonditos”, como CNN”. Es decir que cuando nosotros señalábamos que los bots y sus posteos, no venían de Rusia sino de la casa museo León Trotsky en Coyoacán, no andábamos tan perdidos.