Estos días de la semana me recordaron un poco a la década de los 50’s…

Década en la que comenzaba una época fría, tan fría como La Era de Hielo, sólo que más para acá. Las altas “calenturas” sociales de la Segunda Guerra Mundial, provocada por las armas, había bajado aparentemente, fue cuando comenzó la repartición de triunfos y envidias… que si el bloque del Oeste es más capitalista (USA), que si el bloque del Este era más comunista (URSS), que si mejor “Por los caminos del sur, vámonos para Guerrero”, total, un pleito tan inútil como el de los vecinos cuando se pelean por el gimnasio urbano que instaló el alcalde en el camellón de enfrente. Era tan inútil pensar en la moral después de los genocidios en los Campos de Concentración que a alguien se le ocurrió declarar que “La moral es un árbol que da moras”.

Tratar de resumir la Segunda Guerra Mundial en un texto es tan comprometido como querer ver la serie completa de Mazinger Z una noche de domingo antes de regresar a la escuela, antes no era fácil, no había plataformas digitales donde ahora encuentras tus series favoritas de televisión, en esta década de los 50’s tener un televisor de bulbos era más caro que comprar un automóvil sin una patinada de mosca.

Como dato general, en esta década de los 50’s Marcos Pérez Jiménez, político, militar e integrante del partido oficial de Venezuela, el FEI (Frente Electoral Independiente… ¿Por qué me suena “Frente” como alguien de frente amplia y poco pelo e “independiente” como alguien que va por por la independiente). El FEI inicia una dictadura la cual se dice, gozó de libertades políticas a un costo altísimo de eliminar los Derechos Humanos. También en esa década Isabel II se corona como Reina de Inglaterra a los 27 años, tan joven y tan comprometida…!?

En la música, y para contrarrestar la frialdad de “La Guerra Fría” de aquellos años, sonaba en la radio… si, en La Radio, la “cálida” voz de un joven, este era conocido como “Elvis La Pelvis”, con el copete más deseado pero jamas igualado que cualquier persona o político mexicano hubiese querido, tan imitado que actualmente en Las Vegas, Nevada, los enamorados “de una noche” se pueden casar con un “reverendo Elvis” como pastor religioso. Se dice que quienes sean encarcelados por corrupción u otro crimen, ya en prisión podrán rezarle un ‘Rock En La Cárcel’ tanto en cárceles de Brasil como en cualquier parte del mundo, aunque no se asegura que salgan libres por ello. Contra la Marea la confianza.

Ya les contaré más historias.

Elvis Presley – Jailhouse Rock